Lo último

Sin complicaciones para la defensa

Montiel

La última línea de River tuvo un partido sin muchos inconvenientes en la victoria 3-0 contra Defensa y Justicia por la Copa Argentina. Jonatan Maidana y Javier Pinola, los centrales, transmitieron tranquilidad ante un rival que no pudo romper la solidez del Millonario. Marcelo Saracchi fue el único que sufrió por su sector, mientras que Gonzalo Montiel pudo soltarse por la derecha y aparecer en ataque.

Un River eficaz y contundente se llevó un 3-0 del partido contra Defensa y Justicia por la Copa Argentina. Con 2 goles en los primeros 12 minutos, Nacho Scocco tranquilizó el partido para todos, incluso para la defensa, que no tuvo demasiadas complicaciones ante un rival que se mostró falto de ideas a la hora de atacar. Lo mejor fue de los centrales: Jonatan Maidana y Javier Pinola fueron una garantía en el fondo de la cancha, neutralizando las jugadas de peligro para que Germán Lux casi ni aparezca a lo largo del encuentro. El ex Rosario Central ya se muestra completamente afianzado en la zaga millonaria, y la dupla titular de este semestre aporta tranquilidad y seguridad desde la experiencia. Además, fue positiva la tarea en cuanto la distribución, buscando a Leonardo Ponzio para poner la pelota en juego cuando se podía, pero sin miedo para despejar si se complicaban las cosas.

La historia con los laterales fue algo distinta. Gonzalo Montiel casi no tuvo responsabilidades defensivas ante un Fabián Bordagaray que no tuvo un buen partido, y que además terminaba jugando por el centro más que por la banda. Entonces, el defensor de 20 años pudo aprovechar para subir al ataque por el costado derecho, mostrando su velocidad y sorprendiendo al rival en más de una ocasión. Marcelo Saracchi, por su parte, fue el que más sufrió. Con la obligación de marcar a un Ciro Ruis que estuvo inspirado, el uruguayo tuvo que quedarse atrás sin poder explotar la banda. Si bien no le facilitó las cosas al 12 de Defensa y Justicia, pasó la mayoría del tiempo persiguiéndolo y perdió bastante más de lo que ganó. Así y todo, los ataques por el sector izquierdo no terminaron en nada, y la defensa completó una buena tarea para dejar el marcador en cero.

Por Federico Dannemann

Acerca de Federico Dannemann (132 artículos)
Periodista, estudiante en TEA e hincha fanático de River.
Contacto: Twitter