Lo último

Scocco fue el mejor en un partido para el olvido

scocco45

Otra vez River vuelve a dar una pálida imagen en el campo de juego y genera preocupación su nivel de cara a la final de la Copa Argentina. El delantero nacido en Rosario fue el mejor del partido a pesar de jugar gran parte del partido desconectado de sus compañeros. No le llega la pelota pero de todas formas se las ingenia para dar siempre el presente. Y esta vez lo hizo con un golazo de tiro libre. 

En este último tiempo el delantero viene atravesando encuentros en donde queda muy solo arriba y se ve obligado a bajar unos metros para al menos tocar la pelota. Frente al Lobo, en La Plata, no fue la excepción y demostró que a pesar de luchar contra todos y de hacer un gran desgaste, está atravesando un buen momento. Muestra criterio para aguantar y hacer de pívot en las pelotas a dividir. Siempre se la entrega al compañero y cada tanto, cuando puede, a su juego le hace un aporte de magia para demostrar que también tiene ingenio cuando lleva el balón. Pero esto solo no alcanza. El delantero necesita ser nutrido por sus compañeros para que pueda explotar de la mejor forma posible y ser ese jugador que tanto se espera. Ya que solo no puede contra los rivales.

Durante el primer tiempo, en una incontable cantidad de veces se lo pudo observar como retrocedía unos metros, casi llegando al borde la mitad de la cancha, para poder formar parte del sistema de juego. Lo más destacable en la primer mitad fue una jugada que el solo fabricó y que a pesar de trastabillar, pudo mantener el balón en su poder y lograr eludir a los rivales para terminar generando peligro. Ya en la segunda parte, tuvo un poco más conectado con sus compañeros pero nuevamente le volvió a faltar esa jugada que lo dejase solo frente al arquero. A lo largo del partido intentó patear tres tiros libres. Tanto el primer intento como el segundo fueron mal ejecutados pero el último justificó su insistencia. Un disparo fuerte y veloz que dejó sin respuestas al arquero de Gimnasia.

Pareciera que en Ignacio Scocco la eliminación de la Copa Libertadores tuvo un leve impacto porque en cada juego demuestra que a pesar del mal momento que se vive en River, su nivel todavía sigue intacto. Y no olvidar el factor de la suerte. A veces este es tan determinante como jugar bien. Pareciera que al delantero le salen salen todas, como asistir desde el piso a un compañero y generar peligro gol. Sus estadísticas marcan que en 21 partidos registra 14 tantos. Una gran fundamentación para demostrar que pasa por un buen momento pero que al mismo tiempo da una clara muestra como el nivel del Millonario genera que se desperdicie un jugador con un gran repertorio a la hora de jugar. En cada actuación termina colocándose lejos de todo y todos. Ya que no puede hacerle frente a once rivales, necesita de sus compañeros para ganar partidos y también para potenciar aún más su nivel.

Por Nicolás Nuñez (@nicobandguy)

MIRÁ LAS IMÁGENES DE LA DERROTA EN LA PLATA