Lo último

No hay más entradas para el Superclásico

Mardel

El público dirá presente el próximo domingo en la ciudad de Mar del Plata. Nuevamente, con entradas totalmente agotadas. Las mismas se pusieron en venta el domingo y en el horario cercano de las 15 horas, desde la pagina vendedora de las localidades se vieron obligados a colgar el cartel de agotado. Primero se vendieron las populares y luego los sectores de plateas y palcos. Una gran expectativa se manifiesta en los hinchas que esperan a ver a Marcelo Gallardo y todos sus jugadores en el primer clásico del año. 

Ver a River siempre es una locura, no importa si es por el campeonato, por la Copa Argentina, por la Copa Libertadores o un amistoso. La gente se agolpa en las boleterías virtuales y satura los sitios, hasta el punto de hacerlos caer, para conseguir su localidad y poder alentar a los jugadores en el campo de juego. El próximo fin de semana en la ciudad de Mar del Plata se jugará el primer Superclásico del año y ayer en un margen aproximado de cinco horas todas las localidades disponibles para River se agotaron. La venta comenzó a las 10 horas y los primeros tickets en agostarse fueron las populares que contaban con un precio accesible de 450 pesos. Hay que recordar que el estadio José María Minella cuenta con una capacidad 35 mil espectadores y el día del partido cada equipo contará con la mitad del estadio para sus hinchadas.

La segunda tanda de entradas en agotarse fueron las localidades más caras del estadio, pero esto no fue impedimento para la pasión. Con el paso de las horas, los palcos, las plateas cubiertas y descubiertas fueron agotándose. En el medio del proceso de venta nuevamente volvieron a presentarse algunas irregularidades con el sitio de venta. La página oficial de Autoentrada se colapsó de visitantes y esto generó que la misma al no soportar cierta cantidad de visitas en segundos, presente fallos y quedase fuera de linea. De esta forma varios hinchas debieron armarse de paciencia para poder conseguir su lugar. Aunque esto no fue un impedimento porque a medida que el sitio fue recuperando su estabilidad, las entradas siguieron vendiéndose a gran velocidad y cerca de las 15 horas se colgó el cartel de “soldout”.

Por Nicolás Nuñez (@nicobandguy)