Lo último

La diferencia de jerarquía no pesó

52283-dsc_3238

Aunque River dominó con claridad en la primera mitad e incluso consiguió una diferencia de dos goles, el complemento emparejó el trámite y Atlas pudo haber descontado tras varias llegadas de peligro que no supo capitalizar. Un equipo en la máxima categoría y otro en la Primera D… ¿hubo una diferencia marcada entre ambos presupuestos?

Le alcanzó para ganar pero no para brillar. El Millonario logró acceder a los 16º de final de la Copa Argentina –enfrentará a Instituto– tras golear 3-0 a Atlas pero la gran incógnita fue el contraste durante los noventa minutos. En el inicio pudo plasmar su superioridad con la frescura de Gonzalo Martínez, autor del primer grito de la noche, y la conducción de Ignacio Fernández, encargado de aumentar la ventaja, además de los destellos de Enzo Pérez, cada vez más suelto físicamente. Las escaladas venenosas de Jorge Moreira y Milton Casco complicaron al humilde equipo que milita cuatro categorías más abajo. Sin embargo, el conjunto de Marcelo Gallardo sufrió a cuentagotas cuando el Marrón se adelantó varios metros en busca de inquietar.

El monólogo riverplatense no se repitió en el complemento, los hombres del Muñeco salieron dormidos y el club de General Rodríguez tuvo tres jugadas clarísimas: las dudas de Germán Lux y Javier Pinola en la pelota parada pudieron haber sido un mal trago, pero la falta de puntería ayudó para no tirar por la borda lo cosechado en el inicio. Las falencias del conjunto de la Primera D le impidieron golpear y fue ahí cuando renació el dominio de River, que con cierta tranquilidad enderezó el rumbo a su favor. La paciencia para manejar la pelota y la ambición ofensiva, los puntos altos; una catarata de inconvenientes en defensa, sobre todo en el retroceso, los errores a mejorar.

GALERÍA DE IMÁGENES DE RIVER 3-0 ATLAS
MIRÁ LOS GOLES DEL TRIUNFO DEL MILLO
RESUMEN COMPLETO DEL PARTIDO
PUNTAJES DE RIVER VS. ATLAS

Por Lucas Ajuria (@ajurialucas93)

Acerca de Lucas Ajuria (19 artículos)
Se es frío o se es caliente, a los tibios los vomita Dios. Ronaldo Luiz Nazario de Lima.
Contacto: Twitter