Lo último

Horas decisivas para Zelarayán

Zelarayan

Nuevamente, Marcelo Gallardo está cerca de darse un gusto y en las próximas horas podría tener a su disposición al volante cordobés que actualmente juega en Tigres de México. La operación le costaría a River un millón de dólares por el préstamo de un año, y en caso de querer comprarlo, deberá abonar siete millones de la misma moneda. El técnico del club azteca se mostró disconforme con los términos de la negociación porque entiende que no hay margen de ganancia, pero al parecer sus dichos no tendrían peso en el precio final. 

Esta semana parece ser la más decisiva de todas en el mercado de pase. Primero se confirmó la llegada de Franco Armani, en segundo lugar Lucas Pratto y pareciera que en las próximas horas se podrían cerrar las negociaciones por Lucas Zelarayán. Si bien el enganche no es jugador de extrema necesidad, la posible partida de Gonzalo Martínez es un hueco a cubrir y Marcelo Gallardo pretende sumar soluciones para evitar contratiempos. Las negociaciones por el cordobés indican que llegaría al país por medio de un préstamo, que tendrá la duración de un año. A cambio, el Millonario deberá desembolsar un millón de dólares. Además, contará con la opción de compra, un poco elevada, de siete millones de la misma moneda.

Y en caso de que el jugador logre adaptarse a River, sobre el final del préstamo se habilitará la la opción de compra y de la misma se descontará el pago inicial que se realizó en el préstamo. La salida de Lucas Zelarayán parece que no cayó del todo bien en el técnico de Tigres.  “Si hay alguna posibilidad de partir de algún jugador y tengo un suplente, no tengo ningún problema. Estoy de acuerdo con que se pueda prestar al jugador, pero si ingresa una cantidad razonable de dinero, no la que se maneja. Ellos no están pagando lo mismo que pagamos por él”, expresó Ricardo “Tuca” Ferretti. Sin embargo dichas palabras del entrenador no tendrían ningún efecto en la negociación debido a que solo restan detalles y además el jugador pareciera no ser de su agrado ya que el último torneo no lo tuvo tanto en consideración.

Por Nicolás Nuñez (@nicobandguy)