Lo último

Armani: “Trataré de demostrar para qué vine a River”

Armani-River

El arco más grande del mundo y el más grande la Argentina, fueron las primeras palabras que utilizó el experimentado arquero después de realizarse la revisión médica ayer por la mañana. A pesar de conocer el interés de Marcelo Gallardo por su llegada, se mostró cauto y con respeto hacia sus compañeros. Una deseo que de a poco se va transformando en realidad y que buscará materializarlo un poco más formando parte del equipo titular y ganando títulos con la camiseta del Millonario. 

En las últimas horas del lunes, el jugador pisó suelo argentino y tuvo su primer contacto oficial con la prensa. Muchos esperaban que se mostrase medido en sus palabras pero estuvo lejos de ello, la emoción por jugar en River le quemó todos los pergaminos y demostró su alegría. “Estoy contento de volver a Argentina, a una institución tan grande como River que me abrió las puertas. Estoy orgulloso y con esperanza de hacer un buen año. Hay que prepararse bien. Uno imagina un montón de cosas, tener la oportunidad de estar en el arco más grande del mundo y enfrentarse a grandes jugadores”, develó. Si bien la insistencia de Marcelo Gallardo es una de las claves de su arribo, tendrá que ganarse el puesto. “Lo principal es respetar. Hay dos arqueros que vienen jugando. Yo vengo a trabajar, a aportar al equipo. El puesto no lo tengo garantizado. Cuando tenga la oportunidad, trataré de demostrar para qué vine a River, el club más grande de Argentina”, manifestó.

La llegada del portero es un deseo del entrenador que varias veces estuvo a punto de concretarse pero siempre por alguno motivo las negociaciones se cayeron. Esta vez, y cada vez que va en busca de un refuerzo, Marcelo Gallardo quiso asegurarse al arquero y lo llamó para convencerlo de que dejase el fútbol colombiano.  “Me llamó cuando estuve de vacaciones, me preguntó si me gustaba y si me interesaba poder estar en River”, afirmó. Su último día en Atlético Nacional lo tendrá guardado en sus ojos para la eternidad. Un estadio lleno, clamando por su nombre y agradeciendo las mil batallas ganadas. “No me esperaba una despedida tan grande y emocionante. Me llevo el respeto y cariño que me brindaron durante años. La amabilidad también, más allá de los títulos que uno consiguió. Me hicieron sentir como en casa”, expresó.

El mismo arquero aseguró, una vez terminado su contrato con el Millonario, que volverá a Colombia para darle el punto final a su carrera. Pero antes cumplirá el sueño de su vida, el de tener un revancha en su país y darse el gusto de jugar en un grande. “El tren pasa una sola vez y hay que subirse, no lo podía desaprovechar. Ahora tengo que pensar en trabajar y en prepararme para este año tan importante”, proclamó. Y a la vez podrá cumplir con otro anhelo, que es consagrarse campeón en su tierra. Aunque lo importante es ponerse a punto, conocer a los compañeros, adaptarse a la idea del técnico y conseguir un lugar dentro del once titular que salga al campo de juego. “Vengo con la ilusión de hacer cosas importantes. Primero me tengo que preparar bien y empezar a entrenar”, culminó.

Por Nicolás Nuñez (@nicobandguy)